Familia del Saxofón

La familia de ocho saxofones inventada inicialmente por Adolphe Sax, patentados el 21 de marzo de 1846, se engloba hoy en siete instrumentos afinados alternativamente en mib o en sib. Los saxofones alto y tenor, han sido, desde los oríguens los más solicitados por los compositores. Los otros miembros de la familia, de utilización más excepcional, se han ido implantando a medida que ha sido desarrollado el repertorio. Hoy, la música contemporánea, el jazz y otros estilos musicales, utilizan todos los instrumentos de la familia en el seno de las diversars formaciones.

El saxofón sopranino en mib

Se utiliza muy poco hoy en día, a jpedar de que en jazz es cada vez más solicitado y que atrae, igualmente, la atención en el mundo contemporáneo. Hay que decir que su afinación es delicada, y requiere una gran destreza. Encuentra, a pesar de todo, un lugar importante en el seno de formaciones diversas, tales como ensembles de saxofones, bandas…

El saxofón soprano en sib

Su forma recuerda a la del clarinete, aunque existen sopranos curvos. Su sonoridad evoca a la del oboe, aunque en sus graves tienen mayor semejanza con el corno inglés. En los cuartetos de saxofón tienen el papel de primer violín. Su versión en do, solamente la encontraremos como pieza de museo. Sydney Bechet lo dio a conocer en Estados Unidaos a su regreso de Londres en 1919. Para el soprano en sib, citemos, entre otras, la obra concertante de Vill-Lobos, Fantasía

El saxofón alto en mib

El más popular dentro de la familia de los saxofones. Es con este saxo con el que se abordan las primeras fases del aprendizaje. Bizet lo inmortaliza en su célebre Arlesiana dándole el papel de solista. Algunos compositores influyentes de la época, siguiendo el ejemplo de Ravel en su orquestación de los Cuadros de una Exposición de Moussorgsky o Berg en su Concierto en memora de un ángel, lo reclaman a principios del siglo XX. Más tarde, Debussy le dedicó una Rapsodia y Glazounoz su célebre Concierto. Por último, en el jazz, Charlie Parker le da sus cartas de nobleza. El saxofón alto en fa (llamado mezzo soprano) no se fabrica actualmente.

El saxofón tenor en sib

Ha sido sobre todo a través del jazz que ha revelado su verdadera naturaleza. Coleman Hawkins lo hizo popular interpretando, particularmente, en octubre de 1936 el célebre Body and Soul. Frecuentemente en los orígenes de las evoluciones mayores, la historia del jazz le debe mucho. Por el lado del clásico, lo encontramos en la Sinfonía nº 4 de Vaughan Williams, en el Lugarteniente Kije y en Romeo y Julieta de Prokofiev.

El saxofón barítono en mib

Su sonoridad cálida y profunda lo acerca al violoncelo e incluso a la voz humana. Pero el barítono  no es solamente la voz baja del cuarteto, constituye igualmente la trama armónoca y rítmica de toda la formación. Los grandes del jazz como Gerry Mulligan y Peper Adams han sabido imponerse como instrumento solista.

El saxo bajo en sib

Su talla, peso y su coste limitan su presencia en el seno de las formaciones. Asegura siempre una base sólida en las Bandas y en los ensembles diversos. Hoy, se despliega en el jazz y seduce a los compositores de múisca contemporánea.

El saxofón contrabajo en mib

Incluso produciendo sonidos graves impresionantes, su repertorio es casi inexistente. El saxofón contrabajo en mib es hoy raramente utilizado. Pocas unidades están en circulación, los fabricantes no han profundizado en su desarrollo.

No hay comentarios.

Dejar un comentario

Mensaje

*