Marigaux

Marigaux, un nombre célebre, una gran marca con una larga historia en el tiempo. Desde hace más de 80 años, el nombre Marigaux es una referencia en materia de sonido a través del mundo entero.
El 12 de enero de 1935, Strasser, Marigaux es fundada entre tres socios: Señores Strasser, Marigaux y Lemaire, de ahí las antiguas siglas de la empresa S.M.L. Strasser.
Marigaux comienza su actividad en Paris, en el 144 de boulevard de la Villette, con la fabricación de saxofones y flautas. Paralelamente comienza la producción de oboes y clarinetes en un taller situado en la Couture Boussey, ciudad de Eure, cuna de la fabricación francesa de instrumentos de viento. en 1975, Marigaux recompra la empresa Melerne (de la Couture Boussey) y traslada su producción a una fábrica más espaciosa.
En 1981, Marigaux abandonada la fabricación del resto de instrumentos para consagrarse por completo al perfeccionamiento del oboe y del clarinete.
En 2005, Marigaux revoluciona el mundo tradicional del oboe presentando el M2, el primer instrumento con cabeza intercambiable. Pateando el mundo entero, M2 redefine el estándar de afinación, ergonomía y satistacción para todos los músicos profesionales.
El oboe Marigaux ocupa un lugar de privilegio en el mundo. Se exporta a unos sesenta países y es utilizado en las orquestas más importantes del mundo. Este éxito es el resultado del talento del equipo encargado del estudio y desarrollo de los músicos. En efecto, durante todo el ciclo de fabricación, todas las operaciones son minuciosamente controladas por nuestros técnicos y, finalmente, cada instrumento es comprobado por nuestros equipos de solistas de renombre mundial.
Fiel a sus valores, Marigaux permanece a la escucha de los músicos, con el fin de responder, precisamente, a sus expectativas.